Los domingos suelen ser para muchas personas ese día de la semana un poco tonto, que se queda colgado entre los planes del sábado y la temida vuelta a la rutina de los lunes.

Por ello, para no seguir perdiendo un día entero durante la semana, hoy os propongo darles una vuelta y  crear una rutina de domingo para convertirlos en el día que dé impulso al resto de la semana.

La mañana del domingo

Una de las rutinas que más me ha gustado incorporar a mi vida ha sido preparar un desayuno especial los domingos por la mañana: bien hacer un bizcocho al microondas, unas tortitas, unas crepes o unas tostadas algo diferentes de lo habitual. Es un gesto muy pequeño que nos puede cambiar totalmente la mentalidad del domingo.

Un ratito al sol

Normalmente los domingos, los pueblos y ciudades se llenan de planes y propuestas qué hacer: mercadillos y puestos que podemos encontrar en casi cualquier ciudad grande y mediana. Y si no, podemos conformarnos con salir un momento al parque o un paseo por el campo.

rutina de domingo - paseo

Organizar la agenda

Si gastamos unos minutos del domingo en revisar y planear nuestra agenda de la semana, os puedo asegurar que lo agradeceremos durante la semana. Mirar las citas pendientes, confirmar si tenemos el material para las reuniones, o si hay algún aviso de que debamos ponernos, hará que el resto de la semana lo tomemos con más calma.

La comida

Hoy en día, las redes sociales están plagadas de posts que hablan del revolucionario método del batch cooking: cocinar un día para toda la semana. ¿Qué te parece si lo probamos? Se trata de dejar preparado un día el grueso de la comida de la semana para durante la semana solamente tener que hacer algún añadido de última hora.

La ropa

Hace tiempo os dejé en el blog un post sobre cómo organizar los atuendos para la semana, así que tampoco haré mucho hincapié en ello. Podéis leer el post completo aquí:

Espero que, con estos tips, vuestros domingos cambien radicalmente y hagan que el resto de la semana sea muchísimo mejor.