Hoy os traigo un post algo diferente de lo habitual, un poco más sencillo y personal: quiero enseñaros mi espacio de trabajo.

 Aunque a principios de este blog ya os enseñé como había convertido mi estudio en un rinconcito muy Pinterest, de eso han pasado ya varios años, varias mesas e incluso varias casas, así que he pensado que no vendría nada mal hacer un repaso.

Mi rincón es muy sencillito (que viene siendo otra forma de decir pequeño 😂) y muy modesto (otro eufemismo) y está colocado en una esquina de mi salón. Cómo vivo sola, no tengo ningún problema con que nadie me moleste ahí.

Está compuesto por una estantería y un escritorio, que de momento son los únicos elementos que necesito.

La estantería

mi espacio de trabajo - estantería

La estantería es la típica del IKEA (ya sabéis, el modelo Billy) de 6 estantes.

En ella tengo (de arriba abajo):

Libros de orden y organización y de desarrollo personal.

Agendas antiguas y actuales que aún utilizo, mi caja de costura y libros de productividad y de emprendimiento.

mi espacio de trabajo - Estantería arriba detalle

Revistas que utilizo para trabajar (antiguos modelos de El Mueble y las 4 que sacó Mr Wonderful en 2015 y 2016).

mi espacio de trabajo - Estantería - medio detalle

Novelas (al fin y al cabo, mi estudio es parte del salón), cuadernos y la caja de cargadores de uso diario.

Mi caja de electrónica (cables de uso menos frecuente, regletas, pinchos USB…)

Mis cajas de manualidades y pinturas y LA CARPETA. Va con mayúsculas porque en ella está todo cuanto necesito para trabajar:   planes de empresa, planes de marketing, cursos que hago, ideas y borradores de posts y productos… También incluye otros cursos más personales y mis ejercicios de desarrollo personal (Pst 🤫, si os interesa ese tema, corred a mi blog de desarrollo personal: Be the best you).

mi espacio de trabajo - Estantería - abajo detalle

El escritorio

mi espacio de trabajo - escritorio

También es de IKEA (¡la salvación para quienes queremos una casa mona con poco presupuesto 😂)  y es el modelo MALM, que incluye una superficie deslizable a un lado para cuando necesito algo más de espacio (cosa que ocurre MUY A MENUDO).

En él tengo lo mínimo imprescindible para trabajar, ya que me gusta tener un espacio de trabajo muy minimalista y muy ordenado. Mi mente se ordena mejor si mi mesa también lo está.

Lo que podemos encontrar en mi escritorio: tres cubiletes con bolígrafos y rotuladores, el ordenador y sus accesorios, el manifiesto de Be the best you, router, una cajita con útiles de papelería de uso frecuente (celo pegamento, goma, sacapuntas, pinzas…), una cesta donde guardo la tableta gráfica cuando no la utilizo y una velita que me enciendo cuando trabajo de noche.

También suele haber un gato o dos siempre encima, pero esos no los uso para trabajar 😂

El ordenador es el ideapad 510 de Lenovo, el monitor es de LG de 24 pulgadas, el teclado de Logitech, el ratón de HP y la tableta gráfica, de Wacom. Como veis, cada uno de su madre y de su padre. Os los dejo linkeados por si os apetece echarles un vistazo 😉

Pst, recuerda que si compras algo en alguno de mis enlaces, a ti no te costará dinero de más y yo me llevaré un pequeño porcentaje 😊

mi espacio de trabajo - escritorio detalle

La pared

mi espacio de trabajo - pared

En la pared tengo un corcho y una pizarra.

El corcho, siendo sincera, lo utilizo muy poco. Sobre todo tengo en él recuerdos y tonterías varias que me hacen sentir bien cuando lo miro.

 La pizarra, la adapté para que fuera un calendario mensual y cada inicio de mes la cambio para crear el calendario del mes entrante. Aquí suelo poner los posts del mes, citas que tengo (cuando aún podíamos salir de casa y tener citas) y recordatorios importantes.

En el otro lado, antes tenía una pequeña galería de dibujos, pero lo he renovado y ahora mismo solo tengo el cartel de nuestra obra de teatro, aunque sé que volverá a llenarse de pinturas y dibujos.

Espero haberos inspirado con este post y haber compartido un trocito más cercano de mí 😊