El método kanban es una técnica japonesa que significa básicamente tarjetas visuales (aunque la traducción literal es letrero).

 Es un sistema muy visual y que nos sirve muy bien para saber el estado de cada una de nuestras tareas.

Este método nació en Toyota en los años 40 cuando comenzaron a mejorar su producción usando ténicas Just In Time (JST, justo a tiempo).

En qué consiste el método kanban

Básicamente, trata de organizar todas tus tareas pendientes para que puedas visualizar el estado en el que se encuentran de un solo vistazo.

Qué conseguiremos con el método kanban

Saber cuántas tareas estamos haciendo a la vez para evitar saturarnos y abarcar más trabajo el que podemos aguantar.
Ver a simple y rápida vista el estado de cada uno de nuestros principales proyectos.

😉 Pst, puedes ver más sobre «Gestión de proyectos» en este enlace.

método kanban - color azulchocolate

Cómo empezar

Una pizarra o corcho
Unos posts-its o block de notas

Básicamente lo primero que haremos será dividir la pizarra o corcho en columnas:

Las columnas básicas que tenemos que incorporar son:

Por hacer
Haciendo
Listas

Las grandes empresas y corporaciones a menudo dividen su pizarra en 5 columnas: tareas nuevas, tareas seleccionadas, en desarrollo, en fase de prueba y hechas; pero como este post no es para grandes corporaciones sino para personas normales como tú y yo, sigamos con el post suponiendo que hemos dividido nuestra pizarra en 3 columnas.

Una vez tengamos estas columnas listas, podemos empezar a hacer una lista de las tareas que tenemos pendientes y en proceso actualmente y colocarlas en nuestro sistema.

 Como ves, ¡no puede ser más sencillo!

Para quién es recomendable este sistema

Recomendaría este método sobre todo a personas que suelan trabajar con diferentes proyectos y/o clientes a la vez, por ejemplo, diseñadores web que hacen varias páginas al mismo tiempo, ingenieros que trabajan por proyectos, desarrolladores de aplicaciones que programan varias apps al mismo tiempo, etc.

En cambio, si tienes un único trabajo o cliente y tus tareas principales son pequeñas y muy desglosadas, no tiene sentido que implementes este sistema, ya que probablemente pasarías más tiempo cambiando tarjetas de sitio que haciendo el trabajo.

¿Crees que te puede resultar útil este sistema? ¡Cuéntamelo en los comentarios!