Aunque el refrán dice que hasta el 40 de mayo no te quites el sayo, siempre he creído que la época perfecta para hacer el cambio de armario es abril.

En abril podemos ir guardando ya las prendas más gruesas (raramente vas a necesitar ya el plumas o ese jersey calentito con el tanto disfrutabas en invierno).

 Por eso, hoy, quiero traeros la guía perfecta paso a paso para hacer el cambio de armario (y no morir en el intento).

1. Deja la casa recogida

Procura que antes de empezar a vaciar los armarios, altillos y trasteros, tu casa esté ordenada. No hay nada peor que mezclar el caos que formaremos con el cambio de armario con otro caos que ya existía de antes.

2. Un día entero

Empieza por la mañana y resérvate un día entero. No hagas planes por la tarde, si luego te queda algún rato libre, ¡será maravilloso! Pero si no, irás con prisas y haciendo las cosas a medias porque sabrás que hay alguien esperándote.

3. Vacía todo

Aunque entiendo que dé pereza, vacía el armario entero: también lo que te vayas a quedar. Esto lo hacemos por dos motivos:

Podemos ir observando cada una de las prendas que vayamos sacando para decidir si nos la quedamos o la descartamos (las prendas que ya no nos hacen feliz, las de otra talla o las rotas: ¡fuera!)
Aprovechamos para limpiar y lavar el armario.

Deja colocadas juntas todas las perchas vacías, así será más sencillo volver a colocar la ropa después.

Piensa también si no ha llegado el momento de recolocar el armario y buscarles unos sitios nuevos a las prendas.

cambio de armario - colgar

4. Coloca en montones

Ahora sí, una vez que esté todo fuera y solo te hayas quedado con aquello que te hace realmente feliz, es hora de colocar las prendas en dos montones: el montón de lo que se guarda y el montón de lo que se queda para esta temporada.

Pst 🤫, próximamente sacaremos un nuevo curso para que aprendas a enamorarte otra vez de tu armario y tu estilo. ¡Apúntate a nuestra newsletter y no te pierdas nada!

5. Saca la ropa de esta temporada

Ahora sí, llega el momento de sacar toda la ropa que tenemos guardada de otra temporada. También es importante en este paso ir analizando el estado de cada prenda para volver a decidir si son prendas que se quedan o se van.

6. Guarda la ropa que se va

La ropa que no se de esta temporada la debemos guardar en las cajas antes de empezar a recolocar las prendas en el armario. De este modo, no estará por el medio y no nos confundiremos.

7. Comienza a colocar

Decide qué prende va colgada y cual en balda (te vuelvo a remitir a nuestro curso 😉) y comienza a colocar. Un consejo es que ordenes las prendas primeramente por tipo de prenda (camisa, falda, pantalón, etc.) para que sean fáciles de localizar y después por colores, para que tengamos una vista bonita al abrir el armario.

Espero que, con estos tips, el cambio de armario se te haga más ligero que nunca.