Si eres lector habitual de este blog, probablemente una de las cosas que más te guste en la vida sea la organización: tanto en el ámbito laboral como a nivel personal.

Por ello hoy, quiero hablaros del command center o centro de organización: un rinconcito en nuestro hogar donde tener a la vista los puntos más importantes de nuestro hogar.

Qué es un command center

Es el corazón del orden de la casa: un lugar que viene bien si vives solo y que resulta prácticamente imprescindible si convives con más personas en tu casa.

En él tenemos las tareas más importantes que hacer en casa, la lista de pendientes, y el menú de nuestra casa, entre otras cosas.

Algunos de los mejores sitios para colocarlo son la cocina o la entrada de la casa.

¿Qué compone un buen centro de organización?

Los elementos básicos que deben componer un centro de organización son:

Menú. Así podéis ver a simple vista qué toca de comer cada día y organizaros más fácilmente.

Lista de la compra. Así, si falta algún básico, cualquier miembro de la casa puede anotarlo.

Unas pinzas para el correo. Por si no te apetece mirarlo en este momento, o no es para ti, es recomendable tener un sitio donde dejarlo. Así evitamos que esté durante días ocupando el mueble de la entrada o la mesa de centro del salón.

Block de notas. Para cualquier comunicación o tarea que tenga que realizar un habitante de la casa. En mi casa utilizo muchos post-its para dejarle mensajes a mi pareja cuando duerme aquí, ya que él se levanta antes y no suele mirar el móvil por las mañanas.

Calendario mensual: para apuntar las citas importantes de todos los miembros de la familia.

Este post es uno de los capítulos del nuevo curso que acabamos de sacar sobre el cuidado de la casa, su limpieza y orden. Si no quieres perderte nada, no dudes en ir corriendo a echarle un vistazo 😉