La limpieza de primavera es para mí uno de los rituales más bonitos y purificantes que existen durante el año. Nos ayuda a comenzar con buen pie esta estación y a despertar del letargo en el que el invierno nos adormece. 

Por eso hoy, os traigo en este post la guía definitiva para hacer una limpieza de primavera perfecta que nos dure hasta el otoño 😉

Así que reserva un día (o fin de semana) en tu calendario, coge papel y bolígrafo, imprime la checklist gratuita que te adjunto (o descarga el daily planner gratuito que te dejé aquí) y, ¡empezamos!

1. Busca a alguien

La limpieza de primavera es mucho más divertida si se hace en compañía. Coge a tu pareja, o a un amigo y verás como entre charlas y canciones las horas se os pasan más rápido.

2. Lista de reproducción motivadora

Cuando empezamos una tarea de este tipo la motivación es I-M-P-R-E-S-C-I-N-D-I-B-L-E; si no, es muy fácil que nos desanimemos tras terminar la primera habitación. Por eso una buena lista de reproducción es súper necesaria.

La última vez lo que hicimos en mi casa fue poner un vídeo de youtube y dejamos que la magia de la reproducción automática hiciera el resto.

En Spotify también tenéis un montón de listas motivadoras para no parar de cantar. Podéis encontrarlas en Explorar  Géneros y estados de ánimo.

limpieza de primavera musica

3. Prepara tu súper kit de limpieza

Saca y coloca en un mismo lugar (un barreño por ejemplo) todos los productos de limpieza que necesitarás: bayetas, estropajos, espráis, guantes, escoba… Te será mucho más fácil que tener que estar buscando cada dos por tres el producto que necesites en cada momento.

Otra opción es repartirlos por las habitaciones donde los vayas a utilizar: los del baño llevarlos al baño, los de la cocina a la cocina, etc….

4. Ordenar antes de limpiar

De nada sirve ponernos a limpiar si cada vez que queremos quitar polvo de un mueble tenemos que quitar las 34 cosas que hay encima y que no deberían estar ahí.

Por eso, lo primero que hago yo en cada limpieza es pasearme con una caja o cesta por toda la casa, llevarme lo que no debería estar en esa habitación e ir dejándolo en la correspondiente.

5. Ventilar

Quizás parezca obvio pero en invierno abrimos menos las ventanas y aunque creamos que no, sí se nota. Aprovecha un día de sol y abre bien todas las ventanas de la casa. Si quieres, puedes antes de hacerlo encender un palo de santo y pasearlo por la casa para purificarla.

limpieza de primavera ventilar

6. Lista de tareas

Haz o imprime una checklist donde aparezcan los espacios y tareas que debes completar durante esta limpieza para ir tachándolas y sentir que vas progresando.

En este enlace te puedes descargar una lista de tareas muy completa.

7. Terrazas y balcones

Si tienes una terraza o balcón, es el momento de prepararlos para las estaciones venideras. Coloca un césped artificial, desempolva los muebles de exterior, algunos maceteros con plantas, una cadenita de luces, ¡y voilà! Ya tenemos un perfecto rinconcito donde sentarnos estas noches de verano.

limpieza de primavera terraza

8. ¡Date un premio!

Ahora que ya tienes tu casa limpia y brillante y tu rinconcito mágico preparado, ¿qué tal si salimos un rato y nos tomamos unos vasos de algo bien fresquito? ¡Nos lo hemos ganado!

Y vosotros, ¿vais a hacer limpieza de primavera este año?